La Gnosis a lo largo de la historia

La gnosis, al estar dentro del ser humano, se expresó en la mayoría de las civilizaciones que habitaron este planeta. Podemos decir que Gnosis hizo un viaje por los diferentes lugares del mundo, a medida que surgieron culturas, como por ejemplo: el Tíbet, China, la India, Egipto, Persia, Grecia , Europa, la América inca, maya y azteca, etc.

 

Por eso podemos encontrar ciertas similitudes entre las diversas culturas y formas religiosas, ya que cada una de ellas enseña los mismos principios “vestidos” con formas mitológicas que pertenecen a un tiempo específico y a un grupo humano determinado.

 

Sin una previa información sobre Antropología Gnóstica sería algo más que imposible el estudio riguroso de las diversas piezas antropológicas de las culturas azteca, tolteca, maya, egipcia, etc. Los Códices mejicanos, Papiros egipcios, Ladrillos asirios, Rollos del Mar Muerto, extraños Pergaminos, así como ciertos Templos antiquísimos, sagrados monolitos, viejos jeroglíficos, pirámides, sepulcros milenarios, etc., ofrecen en su profundidad simbólica un sentido Gnóstico que definitivamente escapa a la interpretación literal y que nunca ha tenido un valor explicativo de índole exclusivamente intelectual..

La Gnosis nació con el hombre y, a través de las diferentes edades o etapas de la humanidad, se ha hecho presente para guiar, orientar y dirigir el trabajo de los sedientos de sabiduría y perfección. «

Papiro egipcio representando el mito de la pesada del corazón de los difuntos

Hablando específicamente de Europa, la Gnosis ha tenido una actividad importante. Encontramos, por ejemplo, varias expresiones de este conocimiento entre los celtas y pueblos nórdicos, en Grecia y Roma, etc.

 

Pero si enfocamos nuestra investigación en el período comprendido entre los siglos XII y XIX , podemos encontrar elementos y principios gnósticos por ejemplo entre los cátaros, los alquimistas medievales, los templarios, los antiguos rosacruces, muchos artistas del Renacimiento, etc.; más recientemente encontramos ciertas personalidades versadas en los estudios de la Gnosis, como por ejemplo el parisino Eliphas Levi, el alemán Arnold Krumm Heller, la inglesa Annie Besant, la ucraniana H.P. Blavatsky y el austríaco Rudolf Steiner, entre muchos otros. Todavía podemos ver huellas tangibles en las calles, museos e incluso catedrales de ciudades alemanas y europeas, como testimonio del paso de la Gnosis por este continente.

Podemos encontrar la expresión de elementos gnósticos en varias personalidades de Alemania.
De izquierda a derecha: Goethe, Krumm Heller, Einstein, Bach, Nietzche, Beethoven.

 

En nuestros días, la Gnosis está muy activa en el continente americano, desde México hasta Argentina, siendo el idioma español un elemento que facilita la difusión de esta enseñanza. Debido a esto los iniciadores de la Gnosis contemporánea son de origen sudamericano, y nuestra sede internacional se encuentra en Venezuela.

 

Sin embargo, es obvio que esta doctrina síntesis debe difundirse en este momento en los 5 continentes, y he aquí la importancia y el objetivo de esta institución en Alemania.

Como quiera que los Estudios Gnósticos han progresado extraordinariamente en estos últimos tiempos, ninguna persona culta caería hoy, como antaño, en el error simplista de hacer surgir a las corrientes gnósticas de alguna exclusiva latitud espiritual.

 

Hablando muy francamente y sin ambages diremos: La Gnosis es un funcionalismo muy natural de la conciencia, una Philosophia perennis et universalis». 

La "Pierda del Sol" es uno de los iconos más emblemáticos de la civilización azteca.